El concursete: la solución

1 de Febrero.- Pues sí, queridos amigos: como todos los participantes han averiguado, el autor del retrato que encabeza estas líneas es Franz Xaver Winterhalter.
Nuestro personaje misterioso nació en una localidad de la Selva Negra, en Alemania, el día 20 de Abril de 1805, reinando en España la majestad de Carlos IV.
Para lo que a nosotros nos interesa, la carrera de Winterhalter empieza en los años treinta del siglo XIX, momento en el que, pertrechado con su título de grabador, nuestro hombre viaja a Italia. A su vuelta del país de la pasta (Gallo), se marchó a París en donde, ayudado tanto por su talento como por su habiliad “política” terminó bajo la protección del rey Luis Felipe de Francia, que le nombró pintor de su corte, lo cual supuso su consagración como retratista. Bajo la protección de Luis Felipe, Winterhalter retrató a toda la corte, pero también pintó a nuestra Isabel II, a la reina Victoria de Inglaterra y, por supuestísimo, dos retratos de Sissi.
Tras pasarse la vida pintando crinolinas regias, mi tocayo murió en 1873 en Frankfurt am Main, de Tifus.
Entre las pistas que daba para averiguar quién era nuestro personaje misterioso estaba que la persona retratada (o sea, la emperatriz Elisabeth) llevaba puesto un complemento que, aunque perdido, es furiosamente copiado y vendido.
Se trata de las estrellas (unas joyas de relativamente poco valor) que Isabel lleva en el pelo. Estas estrellas, fabricadas en plata y diamantes, fueron un regalo de Francisco José y casi todas se perdieron después de la primera guerra mundial. Las lenguas de las vecinas malas dicen que la emperatriz Zita las utilizó para pagar las deudas de la derrocada familia real. Pero de esto, claro, no hay pruebas.
Hoy, las estrellas, el pelucón, e incluso el traje blanco de corte con el que Winterhalter retrató a la emperatriz, se han convertido en la imagen oficial de Sissi, seña de identidad nacional de las drag queens austriacas. En el desfile del orgullo gay, siempre hay una calesa en la que un hombre de esa guisa y una mujer disfrazada de Franz Joseph, saludan a los asistentes. Y, como decía una de las pistas, uno de los puntos álgidos del musical “Elisabeth” (uno de los mejores espectáculos teatrales que yo he visto en mi vida) era cuando la protagonista (la más famosa fue la cantante Austro-portuguesa Sandra Pires) componía la famosa imagen del retrato.
Y sin más que añadir, vamos a la parte interesante: la ganadora de nuestro primer concurso es Karmele L. que me explica en su correo que, pese a vivir en Alemania, trabaja y vive en Austria. Muchas felicidades y espero que participes también en el próximo concursete.
Pronto recibirás este bonito libro sobre la emperatriz de Austria al que le he hecho este retrato.

6 comentarios:

Karmele (con Ka) dijo...

¡Ay, qué ilusión! Es la primera vez que gano un concurso, gracias, gracias!
Este libro me va que ni pintado, a ver si aprendo un poco más sobre Austria, aparte de todo lo que nos enseñas en tu blog, claro ;)

Ayer me perdí el Opernball, grrr... tengo que empezar a hacer más caso a la ORF. Es que el austríaco me resulta un poco pesao...

Encantada de participar en tu concursete, ahora me ha picado el gusanillo, ¿para cuándo el siguiente?

Miriam dijo...

Oh, que suerte! Por lo menos he acertado, aunque no fuera la primera! Denada por participar!!!!!!!! :)

Paco Bernal dijo...

Hola:
a Karmele: felicidades otra vez. Por un momento pensé que había escrito tu nombre mal jejeje. Y nada, del baile, la verdad es que a mí me gustó más el año pasado. Pero bueno.
El próximo concursete será la próxima semana. Estoy preparando un AUSTROQUIZ muy divertido.
a miriam: la verdad es que te tomaste mucho trabajo, muchas gracias. Un saludete y espero que también participes en el próximo.
A JUGAAAAR!!!! :-)

Una española en Eslovenia dijo...

Hola, gracias por tu comentario, la verdad es que el dentista era de lo mś hablador y majo, no me quejo :)
Tengo una biografía de Sissi, la compré en el Hofburg la primavera pasada. Visité sus apartamentos y me quedé con ganas de saber más, así que dejé 12 eurillos en la tienda de souvenirs. Por cierto, está en espanol :)
Saludos.

Luisru dijo...

Jo, yo quería el libro de Sissi... La próxima vez será.

con Ka dijo...

Hola Paco, puedes pasarte por la otra orilla del Salzach para comprobar que el libro ha llegado en perfectas condiciones.
¡Muchas gracias!

Ah, el nombre estaba escrito perfectamente ;)