Haus des Meeres

1 de Marzo.- La Haus des Meeres es un zoo privado que se encuentra en lo que fue un bunker antiaéreo de la Segunda Guerra Mundial, en lo que, a su vez, fue el parque del desaparecido palacio Estherhazy. Es muy curioso comprobar cómo esta construcción militar ha sido aprovechada para uso civil. En el complejo, además, hay otros curiosos museos. Uno dedicado a la tortura (!) en el que la finalidad reivindicativa no cuela mucho por la sangre que hay en los muñecos expuestos y otro que explica cómo eran las condiciones de la población civil durante los bombardeos de los aliados.
Yo he estado viendo a los animalitos y a los peces mientras afuera, el huracán bramaba y desgajaba las ramas de los árboles.
Como anécdota curiosa, decir que Haus des Meeres fue una de las primeras cosas que yo aprendí a decir en alemán, porque la locución del autobús que me lleva a casa lo decía con esa pronunciación para retrasados mentales que yo, aún entonces, casi no entendía.
El búnker por fuera: las baterías antiaéreas iban en las cosas circulares. Mide como un edificio de nueve planas, por cierto.
Uno de los acuarios interiores


Un tití que andaba por allí de liana en liana


Pájaros tropicales de brillante color

Y Nemo, claro

2 comentarios:

Miriam dijo...

Me encanta Nemo! Ultimamente le estoy dando vueltas a la idea de comprarme peces...

Anónimo dijo...

guapo cuidado con el viento un beso