Zarzuela
16 de Julio.- Inauguramos hoy la programación de verano con contenidos más ligeritos de lo normal. El otro día, delante de una caipiroska, salió el tema de la österreichisches operette, y decía yo que era una pena que la gente de España no supiera que nosotros tenemos una opereta tan buena como la austriaca (o más). Pensaba yo escribir un post a propósito de esto, mientras (planchando, como siempre) veía yo Im Weissen Rössel (En el caballito blanco) que este año se representa en Mörbisch. No he podido encontrar ningún fragmento de esa representación, pero aquí dejo un popurrí del inefable André Rieu.



Para comparar, dejo algunos fragmentos famosos de nuestra zarzuela, como la canción de Paloma, que interpreta con singular brío nuestra Monserrat Caballé.



O la hermosísima mazurca de las sombrillas, de Luisa Fernanda, en esta versión preciosa de escenografía:



La voz de Ana Belén no es lírica, pero nadie concibe un AyBá que no sea el suyo.




También hay espléndidas canciones para hombre, como esta de La Tabernera del Puerto, que canta Plácido Domingo en el Covent Garden:



Para que luego digan de la Operette (qué operette ni qué leche de operette !Ja!)

2 comentarios:

CAS dijo...

¡NO puede ser, una vulgar sirena! Ole la zarzuela bonita. Es que las malas mujeres no lloran así. Estupendo post.

CAS dijo...

Ups, que con la emoción me cuelo. Las malas mujeres no MIRAN así. En La Dolorosa hay algunas piezas fantásticas.