El autor, en Croacia, este verano, cuando aún no tenía la suerte de haber cumplido once trienios
Diga 33

Querida Ainara: llevo toda la semana pasada entrenándome para decir con soltura que tengo treinta y tres. Hasta el mediodía de hoy no los he cumplido. Nací el ocho de octubre de 1975, a las doce de la mañana, bajo el signo de Libra y, si los astrólogos no se equivocan, bajo un decisivo ascendente sagitario. Así pues, busco el equilibrio por las regiones del aire y soy comunicativo –no hace falta que lo jure: este blog es una prueba-; mi ascendente me hace además curioso e investigador (cotilla, vaya).
Pero es que además, hoy he entrado a forma parte de una comunidad internacional, que es la del treinta y tres. Porque, mi querida niña, además de ser el 33 el número favorito de los médicos (“diga treinta y tres” dice el galeno con el estetoscopio sobre el costillar del paciente); treinta y tres es además un departamento de Uruguay, cuya capital se llama, pásmate, también Treinta y tres. Existen en este mundo, según la Wikipedia que todo lo sabe, la friolera de 49.318 treinta y tresinos legítimos y cabales (correctamente llamados Olimareños) según cifras del año 2004. No se cuentan supongo aquellos que, por edad, pasamos todos los años a formar parte (aunque sea honorífica) del censo.
Treinta y tres es, como ya dije, la edad en que San Agustín tasa la antigüedad de nuestro cuerpo glorioso, ese que resucitará el día del Juicio Final para ser enviado a la bienaventuranza eterna o a asarse a fuego lento en las parrillas de Satán. Y treinta y tres eran los testículos que tu bisabuela decía que habia que tener para que no nos saliésemos con la nuestra en alguna travesura.

-Sí, hombre –decía ella- mis cojones treinta y tres.

(Expresión tan castiza como llana que viene del racialísimo juego del mus cuando llevas treinta y tres a juego de contramano y te envidan, dices “!Mis cojones (voy a querer, llevo) treinta y tres!”, según, y no es coña, el blog del mismo nombre)
A día de hoy, Rafael Nadal lleva ganados, según el diario Marca, 33 títulos a sus veintipocos años (cifra que promete seguir subiendo desvergonzadamente) y según un reciente estudio un 33 por ciento de tus contemporáneos (infantes) viven en familias en las que el nivel de estrés puede calificarse de elevado.
33 años hará en noviembre que murió Franco (¿Y quién es ese? Te preguntarás tú: un viejo, hija, un viejo) y la línea madrileña 33 es la única de la capital que admite que sus usuarios suban sus bicis. 33 días duró la guerra que enfrentó a Israel y al Líbano en Julio de 2006 y, por fin, con 33 años dicen los exégetas que fue la edad en que Jesucristo fue crucificado –esperemos que a mí no me toque pasar durante este año por ningún trance ni de lejos semejante-.
Un año más, Ainara, en fin.
Besos de tu tío.

18 comentarios:

Francisco C dijo...

No me lo puedo creer tocayo.
Hace como una semana escribí en tu blog llevado por varias coincidencias (el nombre, la ciudad de residencia... pensamientos comunes)... y hoy me llevo otro pasmo, 8 días separan nuestros nacimientos, Libra, de octubre 1975 y de ese grupo poco reconocido que con escasos días de vida fue capaz de sacar de quicio a franco (me niego a darle nombre propio a esa cosa) y hacerlo abandonar para siempre...
felicidades

Paco Bernal dijo...

Jajaja! Bueno, tocayo, yo qué sé, pues parece que la situación está pidiendo un cafelete de buena vecindad o algo, no? Podemos organizar el I Congreso de Pacos residentes en Viena nacidos en 1975 jajaja. Yo no tengo más forma que esta de comunicarme contigo, así que, si te apetece, mándame un correo y vemos como podemos cuadrar agendas.
Un abrazo y felicidades (no sé si adelantadas o atrasadas, porque en tu comentario no quedaba muy claro).
Cuidate, tocayo
Paco

Te de llimona dijo...

Felicidades, Paco! Un añito nos llevamos jeje... A ver si cuando tenga yo tu edad (en mayo del 2009) podemos también tomar un café en Viena ;-)!

JOAKO dijo...

¡Que casualidad! El último post que he colgado trataba sobre un texto en un taller de escritura, en ese mismo taller esribí otro texto que se llamaba 33 y que trataba del tema de tu blog. Bueno, ya se que es una casualidad traida por los pelos, pero es que es el único texto sibre una edad que he escrito.Por algo será...

Lluís Martí (intratable) dijo...

Alles Gute zum Geburtstag!

Arantza dijo...

Bonne fête! Nada, nada, aún te quedan décadas de lozanía y frescura (si ni siquiera tienes patas de gallo). Y cuando se terminen, siempre puedes paralizarte el rostro con botox. Muchas felicidades, celébralo como se merece.

amelche dijo...

Estás hecho un chaval, tienes la edad de mi hermano (aunque él es de agosto). Yo dos años más.

En cuanto a Franco, si los adolescentes de ahora ya ni saben quién era, imagínate tu sobrina cuando llegue a su edad... Lo he contado alguna vez, aunque creo que no en tu blog. Anécdota verídica que me contó un profesor de valenciano:

En clase, explicando la literatura de la época salta una alumna y pregunta: "Y ese Franco que sale tanto en el tema, ¿quién era? Su amiga contesta: "¡Tíiiiiiiiiiaaaaaa! ¿No sabes quién era Franco? ¡Pues el abuelo de Pocholo!" Y mi compañero, al borde de un patatús, contaba que, faltando diez minutos para el recreo les dijo: "Bueno, ya podéis salir..."

amelche dijo...

Por cierto, felicidades y que sepas que vamos a hacer una colecta para regalarte entre todos unos lederhosen de esos que nos impactaron tanto en el post de ayer porque no podemos consentir que seas la oveja negra vienesa por no llevar el atuendo que prescriben los cánones del "a donde fueres, haz lo que vieres". Si ellos se visten así, no podemos consentir que tú seas menos. Así que, haznos saber en el blog una cuenta corriente a la que podamos enviarte nuestros donativos para tan noble fin y regalo cumpleañero, que los 33 años bien se merecen. Eso sí, luego queremos fotos tuyas ataviado con tal prenda tan tradicional en esos lares donde habitas. :-D

JOAKO dijo...

Amelche, salvando las distancias de la tontería adolescente, me encanta que para algunos jovenes Franco sea el abuelo de pocholo...

Mújol dijo...

Treinta y tres abrazos desde aquí.

amelche dijo...

Joako: Lo peor es que ni siquiera era su abuelo, porque Pocholo es el sobrino del yerno de Franco (según la wikipedia). Habían oído campanas y no sabían por dónde. :-D

RBD dijo...

Muchas felicidades, Paco!!!

33 felicitaciones y mismo número de abrazos.

Rafa

Anónimo dijo...

Con tus 33 años sigues estando igual de buenorrroooooo. Espero que hayas disfrutado de tu cumple y que te hayan regalado muchas cosas siguiendo el protocolo del buen vestir.
A mí me pasa lo mismo que amelche, hay que añadir dos años más. Pero estamos estupendas, jejejejjeje
un besote muy fuerte, nuria

Tu Vecina Day dijo...

cliquea este tu regalito♪ ♫ ♪ ♫ ♪

Un abrazo.

pd:que hayas pasado esos 33 al menos como Cristo,"bendecido entre todas las mujeres" ;)jiji.

Marona dijo...

Pues nada, Alles Gute zum Geburstag! ;)

Paco Bernal dijo...

Hola a todos otra vez!
Gracias doblemente esta vez por vuestros comentarios, que trataré de contestar lo mejor que sepa:
A te de Llimona: pues nada, si Viena está a tiro de piedra de todas partes (en el centro geográfico del mundo, según los mapas) así que en un pispás, nos tomamos un café aquí, en el Sperl :-)
A Joako: así que, ¿Tú también te has plantado? Yo he decidido que voy a estar cumpliendo 33 unos cuantos años más. Es una edad muy buena para quedarse en ella jajaja. Un abrazo
A Intratable: Danke, danke viel mals!
A Arantza: Merci beaucoup! Je ne sais pas si j´ai devant moi beaucoup des annéss de jeunesse splendide, mais je fais ce que je peux...jejeje. Sí, lo he celebré bien, la verdad. No me puedo quejar.
A Amelche: Como hubiera dicho Georges Duby, es aquí donde la Historia y la Intrahistoria se entrelazan. Me encanta que el dictador haya pasado a la historia como el abuelo (aunque sea putativo) de Pocholo !Sic transit gloria mundi!. Con los lederhose no, pero con mi chaqueta de viejo austriaco, me puedo hacer un book y publicarlo. Por mí que no quede jajaja.
A Mújol: gracias, compañero de fatigas. Un abrazo fuerte a ti también.
A Rafa: gracias,mi cuate! :-)Un abrazo fuerte desde aquí también
A Nuri: hija, qué te voy a contar; la verdad es que estamos buenísimos, no hay más que vernos. Otro beso pa tu niña y un abrazo a tu marío :-)
A mi vecina: Gracias mil por el regalo virtual! y esto de la bendición y las mujeres ¿No era para María? jajaja. De todas maneras, Jesús (dicho sea sin afán de irreverencia) tampoco se lo montó mal: Marta, María, la de Magdala...En fin. Saludetes
A Marona: ¿Habt ihr den SMS gekriegt? Hoffenlich schon! :-) Danke viel mals, guapetona. Saludetes,
P.

CAS dijo...

Felicidades Paco, que lo pases muy bien en la celebracion (con cuidadin, que los vieneses teneis muy buen beber) y que te regalen muchas cosas (deseadas, aberrantes, anodinas, es igual, pero muchas).

Luisru dijo...

Jo, siempre llego tarde. Y me repito: felicidades.