Mi madre en una foto reciente
Mi madre

16 de Octubre.- A veces, hay personas tan importantes en la vida de uno, que uno habla poco de ellas. Para mí, una de esas personas importantes es mi madre. Todos la conocéis porque, de vez en cuando, sale en las entradas de este post. O bien me deja comentarios o bien la saco yo en mis recuerdos, como hace días, cuando la saqué aprendiendo por ella misma a hacer pantalones.
La mejor virtud de mi madre, entre las muchas que tiene, yo no soy objetivo para enumerarlas, es que es una mujer muy curiosa, a la que le encanta aprender. Y, a diferencia de su hijo mayor (yo) es muy lanzada y muy positiva.
Hace unos años, mi madre decidió que, ya que nosotros volábamos por nuestra cuenta, era un desperdicio gastar el tiempo en aburrirse en casa. Así que se fue a la Casa de la Mujer de nuestro pueblo y le dijo a la chica:
-Hola. Mira, reina: quiero aprender esto de los ordenadores.
Y la mujer le dijo:
-¿Y usted, qué sabe hacer?
-Pues yo nada, hija. Pero para eso vengo aquí. Para aprender.
Así que se hizo un cursillo del paquete Office y le dieron un título de experta, que ella enmarcó y que está en la salita de nuestra casa de Madrid.
Pero es que un día, estaba yo en la habitación del ordenador guarreando (retocando una foto o algo, no sé) y entonces ella me dijo:
-Francisco.
Y yo:
-Qué, mamá.
-¿La e esa grande que hay ahí en la pantalla, qué es?
-Internet.
A mi madre le brillaron los ojos:
-Ah. ¿Y podré yo usarlo?
Y yo:
-Pues hija: dándole doble click y ya está ¿No vas a poder?
Cuando ya estaba lanzada al ciberespacio, mi madre, que no pudo estudiar en su momento por las circunstancias de la vida, decidió sacarse la ESO. Y otra vez que fue a ver a su amiga de la casa de la mujer:
-Hola, reina –le dijo- que vengo, porque me quiero sacar la ESO.
Tengo que decir que esta decisión resultó polémica, porque mucha gente de nuestra familia no lo entendió:
-Pero Isa –le decían- Y tú, a tu edad, ¿Dónde vas a estudiar?
Pero ella no se amilanó ante las dificultades. Cada día durante dos años, fue al colegio con desechos de tienta del sistema educativo. Gente mucho más joven que ella, que no tenían ni la mitad de ganas que mi madre y que no se podían hacer a la idea de lo importante que es en esta vida el conocimiento. Y aprendió inglés, y matemáticas, y literatura (las peleas con su profe de matemáticas que, desde aquí lo digo, era un gilipoyas integral, fueron epopéyicas). Y se sacó el título, y ahí lo tenemos orgullosamente enmarcado en nuestra sala de estar, junto al del ordenador.
Y mi madre venció al cáncer, y ahora se ha propuesto ayudar a las personas que tengan su misma enfermedad contando su experiencia. Y ha abierto un blog. Y yo estoy muy orgulloso de mi madre. Y os pido que visitéis su blog y le dejéis comentarios. Porque mi madre tiene un mérito que te cagas.

9 comentarios:

Te de llimona dijo...

Olé! Que viva la madre que te parió!!! Enhorabuena en serio... un ejemplo que muchas personas deberían seguir. Por cierto, ¿cuál es la dirección de su blog? que allá voy al ataquerrrr...

Un saludo.

Noema dijo...

¡Olé y olé y olé por tu madre! Para allá que me voy ahora mismo! Tschüüüssi!

con Ka dijo...

Qué grandes son las madres :)
Me acuerdo del día que la mía empezó su curso de internet, la ilusión que me hizo.
Ojalá muchos se quitaran de encima ese a tu edad....
¡Saludos a los dos!

amelche dijo...

Es verdad, ¡qué poco hablamos de las madres en los blogs! Propongo un meme de esos que diga: "Escribe un post sobre tu madre." Voy a pensar en el mío...

Yo prefiero dar clases a tu madre y los de su generación que a los adolescentes, la verdad.

Te de llimona dijo...

Pues sí, habría que hacerles un homenaje... Ese amor abnegado, ese trabajo invisible... Es curioso, cuanto más lejos vivo de ella, más la quiero... y más me acuerdo de ella...

Te de llimona dijo...

Perdón, Paco, ya he visto que el link del blog está en esta entrada. A veces es que soy un poco lerda...

Anónimo dijo...

gracias por esas cosas tan bonitas que me decis todos pero mi hijo como su madre que soy me quiere mucho un beso a todos

Isa dijo...

Me ha emocionado mucho este post sobre tu madre (mi tocaya!). Es una maravilla que tenga ese entusiasmo, esas ganas que a tantos otros les falta. Ya iré por su blog, enhorabuena!!
Un abrazo de la otra Isa

Paco Bernal dijo...

Hola a todos!
Gracias por vuestros comentarios.
A te de Llimona: que viva la madre que me parió, qué verdad que es :-) Un besazo
A Noema: ídem y muchas gracias. Otro besazo, nachbarin :-)
A Karmele: es verdad que hay mucha gente que pone de excusa la edad para no aprender cosas nuevas pero, que además y peor, intentan desanimar a otros. Suerte que mi madre no se dejó. Besos mil.
A Amelche: !Muy bien por ese meme! Hay que reivindicar a las madres. Besos.
A mi madre: no son cosas bonitas, son todas la verdad. Tiene mucho mérito ponerse a aprender cosas nuevas y ponerlas en práctica. No todo el mundo lo hace.
A Isa: es verdad que además os llamáis igual (¿Verdad?) Mi madre se llama Isabel María también :-)
Besos