Primeras declaraciones de Stephan Petzner después de la muerte de Jörg Haider. El corte es un poco largo, pero está la conferencia de prensa que dio para explicar los hechos, en la que el hombre rompió a llorar.

Después del funeral

13 de Octubre.- Ecce Homo: o sea, aquí teneis al hombre. Se trata de Stefan Petzner, un hombre de 27 años que, hasta el momento de su desgraciada muerte, era la mano derecha de Jörg Haider. Hoy es su sucesor al frente del BZÖ. Como a su mentor, a Petzner parecen hacerle precio en los locales de Rayos UVA. No terminan ahí, sin embargo, las semejanzas. Como su Pygmalion, Petzner es un convencido de un control férreo de la inmigración y de los permisos de residencia, y firme partidario de que se utilice el alemán, y sólo el alemán, en la región de Carintia. Hay que aclarar que el difunto batalló mucho para que el gobierno central no impulsara la utilización de carteles bilíngües en aquellas zonas de Carintia en las que existían minorías.
Según declaraciones a la prensa, Petzner está en contra de una nueva gran coalición roji-negra (Socialistas-Populares). Como la del Cid, saca a relucir la carismática voluntad del muerto. Por su boca es Haider el que habla desde el otro lado de la laguna Estigia: “ los austriacos se merecen un gobierno que vele por sus intereses y que, en ningún caso, sería una nueva gran coalición”.
Pulsada la opinión de algunos ciudadanos aborígenes recogida al azar, tengo que tras la muerte de Haider se ha instalado una cierta inquietud. El nombre del político fallecido evocaba en las impresionables mentes austriacas las sanciones a las que la UE sometió a Austria allá en los tiempos en los que Haider convirtió la política centroeuropea en una fiesta en la que todos menos él parecían bailar con la más fea.
Nadie quería estar en un gobierno en el que Haider estuviese. Pero ahora que Haider ha desaparecido de la manera en que lo ha hecho, una coalición de los populares con la derecha ultranacionalista, por el momento liderada por Strache, no resultaría una idea tan descabellada. Al fin y al cabo, a Strache, ¿Quién le conoce fuera de Austria?
Asimismo, la muerte de Haider también ha provocado entre los ciudadanos aborígenes una cierta condescendencia. Supongo que sienten lo mismo que yo siento hacia Manuel Fraga, un hombre que se encuentra en mis antípodas ideológicas pero al que, comparándole con la espesura que reina en los caletres de los políticos que nos gobiernan, hasta se puede añorar (afortunadamente, Manuel Fraga ha aprendido con los años a que sus pensamientos vayan a la misma velocidad que sus palabras, con lo cual su dicción ha mejorado una barbaridad).

Volviendo a Haider: la opinión generalizada era que, si bien “in die falsche Richtung” (en la dirección errónea), Haider tenía por lo menos personalidad y era una persona a la que se podía respetar. Los políticos que quedan son, al parecer de muchos aborígenes, de muy poco fuste.
Quisiera terminar con una anécdota de cuya veracidad no dudo, porque quien me la contó me merece toda la confianza. En una encuesta que un medio de comunicación llevó a cabo entre los adolescentes austriacos (nuevos votantes a partir de los dieciseis) multitud de chicas expresaron su voluntad de votar a Strache porque era el más guapo. Para que luego nos quejemos de los resultados.

7 comentarios:

Marona dijo...

Cuando el Toni me dijo el sábado justo levantarnos la noticia, me supo mal y me inquietó. No sólo por los pensamientos rollo "no somos nadie" también porque el Strache me da más miedo que una pedregada. En fin... veremos qué pasa.
Y lo de que las nenas votaban al guaperas por la sonrisa profident me lo temía... aish.
¡Saludos!

Paco Bernal dijo...

Hola!
La verdad es que fue flipante !Yo di un bote que no veas! Casi como cuando a la Pantoja la entrullaron. Con la diferencia de que , en este caso, podía compartir con alguien la noticia. Y comparto TOTALMENTE tu opinión sobre Strache. A mí me da una mala espina...Y unos escalofríos...
!Saludos, guapa!

amelche dijo...

Mira que me he tragado el rollo, pero no he entendido nada. No sé qué le pasará en la boquita a este hombre, que no se le pilla una. :-) Bueno, sí, algo parecido a "informationen" creo que ha dicho. Y "situation".

Pululando por Europa... dijo...

En Eslovenia, Haider no era muy apreciado, porque en la región bilingűe de la frontera propuso que se eliminase el esloveno (incluída Koroška, en territorio no austríaco). Te puedes imaginar las reacciones. Al final quedó en nada, la zona sigue con dos idiomas, pero la imagen del difunto quedará manchada para siempre. Yo no seguía la política austríaca, pero oí miles de veces que Haider era un extremista nazi, radical y xenófobo. En fin, que me imagino que habrá opiniones de toda clase.

Paco Bernal dijo...

Hola!
A Amelche: al hombre le pasa que ha perdido a su mentor y está supertriste. Y lo explica, claro. Es un lider muy sensible, el hombre.
A Pululando...: la verdad es que esta del bilingüismo era una polémica que Haider atizaba de vez en cuando para que no se olvidasen de él; pero se comprende que los eslovenos no le tuvieran en mucho aprecio, la verdad. Y progresista, no era mucho tampoco jajaja.
Saludos

amelche dijo...

Los lloros sí los he entendido, esos son iguales en todos los idiomas. Y parece que el hombre está muy compungido, sí. A ver si dentro de unos días, el tío piensa lo mismo o cambia de opinión, le da por "el muerto al hoyo y el vivo al bollo" y a ver qué hace cuando se vea con el poder...

Pyro dijo...

A pululando: Me parece bastante extraño que Haider tuviera la pretensión de reintroducir la lengua alemana en la Koroška (la Carintia de Eslovenia), sobre todo por los traumas causados por la represión nazi durante la II G.M. y el triste recuerdo de los mal parados "Volkdeustche" (alemanes étnicos) que la habitaron durante siglos antes de la guerra. Éstos cometieron el pecado de tomar partido por la anexión al Reich y a favor de la expulsión de los eslovenos de la Carniola (Krajina).Ello supondría su perdición tal y como ocurrió a los alemanes de los Sudetes en Checoslovaquia. Un saludo