Stadtmarathon 2008

27 de Abril.- Hoy, 30.000 personas se han reunido para celebrar que la primavera ha llegado ¿Y cómo? Pues corriendo como los gamos por las calles de Viena. Y ahí ha estado Viena Directo (o sea, yo) cámara en mano, fotografiando a los corredores, al público. Transmitiendo para toda la esfera planetaria el ambiente festivo y primaveral que, hoy, se podía vivir en las calles de Viena.
¿Me acompañas?
Primera parada: la ópera: aquí estaba el puesto de control de la media Maratón (21 Km. si la memoria no me falla) patrocinada por Anker (la de los panes, no los seguros).
Cómo no: cualquier evento de esta clase se transforma en un festín para los fotógrafos aficionados (como uno mismo): en la instantánea, uno mejor pertrechado que el que esto escribe, fotografiando a la gente.

Un vienés adolescente, boquiabierto ante el espectáculo del Ring lleno de corredores y de público.
La Heldenplatz, perejil de todas las salsas, lugar de reunión de todos los vieneses, llena de público asistiendo a los esfuerzos de los deportistas.

No muy lejos, en la esquina del Ring con Mariahilferstrasse, los deportistas tomaban la última curva antes de la recta final.
Ya va faltando menos. La gente vitoreaba a los corredores y los animaba con los sistemas más variados: carracas, panderetas (!), la viva voz humana...Todo valía para intentar aliviar un poco el cansancio de los aguerridos participantes en la maratón (por cierto, un gran porcenaje eran aguerridas participantes).

El vencedor de la maratón ha sido un africano. Un señor pequeño pero matón al que Kenia vió nacer. Seguro que esta noche va a dormir como un bendito.

3 comentarios:

m. dijo...

Mira... igual que la cursa de "El corte inglés" o, en su defecto, la del Carrefour que hacen todos los años en mi ciudad.

Paco Bernal dijo...

!jajajaja! Sí, la verdad es que los vieneses no son muy originales. Desde que los griegos inventaron la carrerita de marras han salido tantas copias...!hasta Carrefour hace la suya, no te digo más!

con Ka dijo...

Gran reportaje fotográfico, Paco. En Laufen y Oberndorf también organizaron una carrera, pero a menor escala, por supuesto. Sólo tuvieron que cortar un par de calles durante un rato ;)