imagen del partido Alemania-Turquía (foto: EL MUNDO)
Breaking news
Apunte de urgencia: Me parece muy mal, repito, muy mal, que haya ganado Alemania. No porque tenga nada en contra de Ballack y sus Kollegen, sino porque, gracias a ellos, España tiene que ganar el Europeo de fútbol para que yo me lleve la porra de la oficina. Oye, que es un pico lo que me tocaría. Sólo quedamos dos en liza: la que dijo que Alemania sería la que más durase en la Eurocopa y el que dijo (un servidor) que sería España.
¿Para quién serán los cuartos? !Una solución, quiero!
Segundo apunte: la fanzone ha tenido que ser desalojada a toda prisa debido a una tormenta de proporciones bíblicas que se ha abatido sobre Viena y que aún colea. Yo estaba viendo la última de Indiana Jones y por eso me he librado de mojarme (mañana, hablaré del flin)

3 comentarios:

Noema dijo...

Tú tranquilo que te vas a llevar la porra!
Y yo que pensaba que era una conspiración austro-suiza para fastidiar a los ¿cómo los llamáis? ¿Piefke? porque el partido se vio aquí interrumpido a partes por, dijeron, la tormenta y la central en Viena. Un abrazo, :-D

Marona dijo...

Jo, yo ya no me llevo la porra, tendrían que haber ganado los holandeses :(. Pero que conste que en mi curro las porras son muy raras y no se puede escoger equipo, sortean los equipos y te toca. Al menos yo tenía esperanza, oyes, que al que le tocó Suiza (con perdón de los fans suizos) ponía una cara de amargura profunda... La tormenta, espectacular (aquí también la tuvimos)
Besos.

Paco Bernal dijo...

Hola! Gracias por vuestros comentarios.
A Noema: Ya estoy más cerca, ya. Después de lo de esta noche. Lo de Piefke es algo que tengo que buscar de qué viene. Pero a los alemanes les llaman así los austriacos. Y no es muy agradable, por lo que creo. Hace tiempo hubo una serie que se llamó Die Piefke Saga, que levantó mucho revuelo.
Prometo investigar.
A Marona: pues sí, las porras de tu empresa son un poquito como de del Este. Al pobre que le tocó Suiza...Tienes razón. Aunque yo aposté por Espanya de conya, la verdad. Por vergüenza torera y eso.
Besos a las dos