Una chica llamada Hildegarda
23 de Marzo.- Ayer estuve viendo “Hilde”, la peli biográfica dedicada a la autora de mi canción alemana favorita. Hidegard Knef fue la primera y gran estrella alemana de la posguerra mundial y la primera señora en salir desnuda en una película comercial de ese país (el escándalo subsiguiente le costó un exilio durante el cual hizo las américas con bastante éxito).
Hildegard era alta, rubia, de ojos azules, tenía una voz ronca que volvía locos a los alemanes y, en lo personal, una curiosa habilidad para liarse con señores que pudieran aportarle algo a su carrera.
El primero, un jerarca nazi de la UFA que le consiguió un papel en una película que, por suerte, nunca vio la luz (con lo cual Kneff fue desde el principio un rostro nuevo e incontaminado de esvásticas). Tras la desaparición del nazi, nuestra inteligente Hildegard se casó con un soldado americano que se la llevo a Hollywood; cuando el soldado se dio cuenta de que para Kneff sólo contaba su desmedida ambición y decidió hacer las maletas, Hilde se casó con un inglés que, casualmente, hablaba alemán como los ángeles. El marido inglés la estabilizó un poco (duraron diez años juntos) y, con su apoyo, la Knef alcanzó el estrellato como cantante (faceta que ya había cultivado en Broadway bajo el padrinazgo de Cole Porter, nada menos). Por cierto que, refiriéndose a esto, alguien muy agudo llamó a la Knef “la mejor cantante sin voz del mundo”.
Hilde es una película solvente, espectacular cuando hace falta y, curiosamente, continuadora de una tendencia que ya se inició con “El Hundimiento”. O sea: la de presentar a los nazis como personas malas, sí, con la fea costumbre de gasear judíos, también, pero humanos al fin y al cabo (“Señor juez: no es que sean criminales, es que tuvieron una infancia sin afecto, y por eso no saben lo que hacen”; por ese palo, vaya). Y así, claro, uno no puede evitar sentir simpatía por el jerarca de la UFA o por la tribu de desharrapados que defienden Berlín calle a calle de las bárbaras tropas de allende la tundra. Es el signo de los tiempos: se acabaron las gabardinas de cuero negro, el paso de la oca y el arrastrado de erres: al fin y al cabo, los abuelos de los que pagan las entradas combatieron todos del lado de los grises; tampoco es cosa de mentarle a nadie la familia.
Viendo esta peli, me vino a la cabeza otra que tiene algunos puntos en común con ella: “Lola, la película”. Aquel film biográfico que se estrenó hace un par de años sobre Lola Flores –una persona que, de haber hablado suficiente alemán, hubiera hecho muy buenas migas con Hildegard Knef-. A mí, a pesar de sus carencias de producción, me pareció una peli dignísima y que le hacía bastante justicia a La Faraona ( a sus hijas, muy lógicamente, no les pareció lo mismo). En lo que las dospelis se parecen es en el sobresaliente trabajo de sus actrices protagonistas: no hay nada más complicadoque interpretar a alguien a quien todo el mundo ha visto andando (y cantando) por el desdichado planeta Tierra.
De cualquier forma...Me voy a arruinar: otro DVD que me compraré cuando salga.

4 comentarios:

cleira dijo...

No sé quien dijo de ella que "era la cantante con menos voz que mejor cantaba"

No he visto tadavía la peli, pero la veré seguro pués me encanta la interpretación que de ella ha hecho- ya he visto algunas escena- esta actriz alemana de la cual no recuerdo el nombre. Lo sabes tú?

Paco Bernal dijo...

Hola! Gracias por tu comentario. La peli es buenísima y muy recomendable. La actriz se llama Heike Makatsch (espero haber escrito bien el apellido). Es su primer papel importante y, según mi modesta opinión, lo borda.
Saludetes

cleira dijo...

En Alemania, Heike Makatsch, (gracias) es muy conocida y ya ha protagonizado muchas películas.
A mi me gusta mucho, tinen una maera muy natural de actuar y sobre todo una cara especial.

Noema dijo...

Desde que leí esta entrada tenía la peli en mi lista de "to watch", ayer pude, por fin, disfrutar de los 132 minutos de cinta (casualmente después de ver el sábado Love Actually en la tele). Magnífica película, magnífica actriz y guapísimos actores masculinos. Ahora voy a hacerme con la música de la Knef. Gracias por la recomendación.