Trucos para trabajar con un Gran Angular


6 de febrero.- Aprovechando mi estancia en las Canarias y el especial estatus tributario de esas islas, he aprovechado para comprarme a mejor precio -y qué precios- un par de cosillas para la cámara. El chisme con el que más me estoy divirtiendo es una lente Gran Angular, con la que he hecho las fotos que ilustran este post.


Una lente gran angular es aquella que tiene una distancia focal menor que el objetivo normal, lo cual permite un ángulo de visión mayor que el que abarca normalmente el ojo. O, mejor dicho, permite proyectar en una superficie plana la visión que nosotros tenemos  -el ojo humano adulto abarca más o menos lo que el gran angular, solo que, como pasa con las fotografías tomadas con esta lente, el círculo central de nuestra percepción es muy nítido y la imagen se difumina por los bordes-.

La fotografía con Gran Angular presenta entonces una distorsión característica de la que se puede sacar mucho partido a nada que uno se preocupe de colocar su motivo favorito lo más centrado posible y lo más cerca que se pueda del objetivo. La distorsión también ayuda a acentuar los rasgos del movimiento o determinadas características físicas (se pueden hacer unos retratos muy graciosos utilizando el gran angular muy de cerca).
Las fotos tomadas con Gran Angular ganan mucho si se coloca en primer plano un objeto que resalte la composición. Por ejemplo la moto de la segunda foto o la pareja que baila en la última. También hay que intentar aprovechar la curvatura que el Gran Angular da a las líneas rectas. Por ejemplo, en la primera foto de este post. 

Estas lentes dan muchísimo mejor resultado en interiores (son ideales para fotografiar habitaciones) y con luz artificial.

En fin: espero que os gusten las fotos y que os hayan sido útiles los consejos de este principiante. Yo voy a ver si salgo con la cámara y sigo amortizando lo que me costó la lente.

2 comentarios:

emejota dijo...

Pues me ha gustado eso del gran angular. De todos modos, como que no me animaría, de momento con la rapidez de la cámara del móvil a mano me apaño para fotografiar mis tontadas perrunas. Un fuerte abrazo.

José Luis dijo...

Muy interesante y didáctico el post, sobre todo para otro principiante (mucho más que tú) en la materia como yo.