Carnuntum / Petronell

3 de Julio.- La noticia más antigua que se tiene de Carnuntum data del año seis de nuestra era.  En ese momento, un ejército, comandado por el futuro emperador Tiberio, estableció en la zona de Carnuntum sus cuarteles de invierno durante la lucha con la tribu germana de los marcomanos.

No fue sin embargo hasta la década de los cuarenta del siglo primero después de Cristo, cuando se estableció un campamento estable, que fue ocupado por la Legión XV Apollinaris. El asentamiento civil se estableció, siguiendo la línea del Limes, al oeste en dirección a Vindobona (actual Viena) y este asentamiento fue promovido al rango de municipio por el emperador Adriano. Más tarde, bajo Trajano, la división de la entonces provincia romana de Panonia en dos partes (superior e inferior) conllevó el establecimiento de Carnuntum como capital de la primera.

A lo largo del siglo II, el asentamiento de Carnuntum creció de manera continuada. En el curso de la ofensiva de Marco Aurelio contra las tribus germanas asentadas al norte del Limes, el emperador se asentó en Carnuntum y redactó parte de sus famosas meditaciones en la ciudad.

A partir de ahí, la conexión de Carnuntum con la historia se acentúa. En el año 193, el gobernador de la ciudad, Septimio Severo, es proclamado emperador. Durante la dinastía Severiana, Carnuntum vive una época de florecimiento económico, hasta alcanzar de manos imperiales el título de colonia (Colonia Septima Aurelia Antoniniana Carnuntum).

La convulsa historia del imperio romano a partir del siglo III también deja huellas en el asentamiento a orillas del Danubio. A mediados de esta centuria, Regaliano, proclamado emperador, es asesinado por sus propias tropas. El grueso de las monedas con su efigie se ha encontrado en Carnuntum. En el año 308, tuvo lugar en Carnuntum una importantísima conferencia de emperadores, que se saldó con la división de imperio en una tetrarquía.

A mediados del siglo IV, de manera providencial para los arqueólogos pero desastrosa para los habitantes de la ciudad, Carnuntum fue destruida casi totalmente por un terremoto. En las últimas décadas del siglo cuarto grandes zonas de la ciudad y del campamento militar (que ya no se utilizaba) quedaron deshabitadas y se utilizaron como cementerio. A finales del siglo, en un lugar alejado de la ciudad se erigió la llamada Puerta de los héroes (en realidad un edificio de viviendas con los bajos porticados) cuya ruina ha permanecido hasta hoy en día y que se puede visitar.

La ciudad quedó casi completamente abandonada en el siglo V. En el siglo XVIII empezaron las excavaciones, que se prolongaron durante el XIX y, con diversos paréntesis, durante el siglo XX. Distintos museos dan cuenta de los interesantísimos hallazgos que han tenido lugar. Uno de los más impresionantes, en el que yo estuve ayer, es el museo romano al aire libre de Carnuntum en Bad Deutsch Altemburg / Petronell. Este museo es parte de la exposición anual provincial de la Baja Austria y, al precio baratuno de nueve euros, pueden mis lectores empaparse de cómo era la vida diaria en la ciudad de Carnuntum. Les dejo fotos, aquí.