Marea Roja

30 de Junio.- Con la voz como para hacer una imitación de Chavela Vargas bastante convincente -esta mañana no podía hablar-, me pongo a colgar aquí estas fotos de los aficionados españoles durante la tarde de ayer (he intentado, hasta tres veces, colgar vídeos, pero por alguna razón el tutubo no me deja). Primera parada, la ópera:

Este chavalín, vástago de una familia turca, se inclinó por España, aunque sus hermanas no tenían tan claro quién iba a ganar.
En las fotos no se ve, naturalmente, pero el ruido era infernal. Los españoles atronaban en Viena con esos cláxones de camión.

Incluso las aficionadas orientales habían caido rendidas al encanto de Toles, y de Ikel Casillas.

A la entrada de la FanZone había que pasar el correspondiente registro. En la imagen, unos hinchas siendo cacheados por un auxiliar.
Esta pareja de salerosos aficionados teutones, que aguardaban disciplinadamente el principio del partido.
Nadie podrá decir que esta foto es un "robao". Es un "posao" barroco en toda regla. Un quinteto de aficionados aborígenes con las lealtades, eso sí, divididas.

Un millón de personas había en la FanZone ayer. Plaza del ayuntamiento de Viena.

Las juventudes alemanas, posando para la cámara. Con sus cuennos (Ay, los cuenno de Alemania)

Tras el jubiloso resultado (para España) las mocitas del Rhin se hacen fotos para conservar el recuerdo.
En fin, esto ya se acabó. Y ahora da un poquito de penilla...¿Me estará empezando a gustar el fútbol? ¿Será grave, Herr Doktor?

1 comentario:

lottery winners dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.