Cómo hacer buenas fotos


20 de Junio.- Llega el verano, con él las vacaciones y la época en que se hacen más fotografíass, así que he decidido escribir un post para intentar condensar un método (por supuesto no infalible) para tomar buenas imágenes.

Así pues, sin más dilación, unos cuantosvienaconsejos para hacer fotos pintiparadas:
1.- Antes de ponerse a disparar, decida lo que, para usted, es una buena foto.En otras palabras: no es lo mismo hacer un retrato profesional para un currículum que documentar lo sorprendida que estaba la tía Enriqueta cuando abrió su regalo de cumpleaños.
2.- Mire muchas fotos. Ya sé, ya sé. Todos estamos rodeados de fotos. Vemos miles de imágenes todos los días. Pero no las miramos. O sea, no las miramos con el ojo del fotógrafo. Déjese llevar por la curiosidad, hágase preguntas. Admírese. Insulte (con cariño, eso sí) a otros fotógrafos ¿Cómo habrá hecho el canalla esto? ¡Qué encuadre más bonito ha conseguido el muy “joputa” de él! Y así. Hágase una libreta mental con todas las fotos que le vayan gustando y no se corte: imite a los que saben más que usted.Copyright quiere decir, como todo el mundo sabe “Copia bien”.
3.- Aprenda a conocer el material con el que está trabajando. O, lo que es lo mismo, juegue con su cámara. Si es compacta, exprímale todos los modos posibles. Claro que al principio le saldrá algún churro pero, en cuanto empiece a cogerle el tranquillo, se dará usted cuenta de que le salen fotos sorprendentes. Si es réflex, trate de fotografiar en manual lo más posible. Pregúntese para qué vale tal o cual botón. Léase el libro de instrucciones. Cacharree sin miedo a equivocarse, vaya.
4.- Gústese y gustará. O sea: haga las fotos que a usted le gustaría ver si le enseñasen un álbum.
5.- Mire el objeto o a la persona que va a fotografiar con simpatía. Parece que no, pero el cariño, el deseo, la rabia o el cabreo que tenemos hacia el modelo o el objeto se manifiesta en las fotos. El disparador sólo se aprieta con un dedo, pero la foto se hace con todo el cuerpo.
6.- Póngase en forma: ¿Cómo? Sí, póngase en forma; porque hacer determinado tipo de fotos puede ser una actividad físicamente muy exigente. Uno se tiene que agachar, tiene que saltar, tiene que correr detrás de su modelo. Haga una dieta sana y prepárese a sudar.
7.- Hacer fotos, en realidad, es jugar con tres variables de las cuales usted controla sólo dos. Esas variables son: el encuadre, la luz, y el modelo (esta última es la parte incontrolable, salvo en los bodegones). Que las otras dos sean la madre de todas sus batallas. Aprenda a pensar en términos rectangulares o cuadrados. Busque composiciones (lo cual es tanto como decir “busque pautas en la naturaleza”).
8.- Tatúese en las meninges la siguiente verdad: “Lo que una foto no tiene, Photoshop o Lightroom no se lo prestan”. Esto es: no hay programa de retoque, por muy profesional que sea, que haga que una foto mala se convierta en buena. O sea, que no existen los milagros.
9.- Aprenda a mirar. O sea, desarrolle su capacidad de observación. Las fotos están ahí fuera, sólo hay que buscarlas. Entrene sus ojos para percibir los pequeños detalles, las expresiones de la gente. Como decía más arriba, déjese sorprender. Aprenda a caminar por el lado más curioso de la vida.
10.- En el último mandamiento de este decálogo se resumen todos los anteriores (como tiene que ser) y es este: cuando tenga la cámara en la mano y su dedo índice acaricie suavemente el disparador, piense “¿Cómo lo haría todo el mundo?” y después, busque la manera de hacer una fotografía radicalmente diferente.

3 comentarios:

Chus dijo...

Consejos a tener en cuenta. Gracias.

Jose Vte. dijo...

Gracias Paco por los consejos. A ver si me sale alguna foto buena de una vez, jejeje.
En serio, buenos consejos para llevarlos en la mochila.

Un saludo

Paco Bernal dijo...

Hola a los dos!

Hacer buenas fotos no es tan difícil, sólo es una cuestión de cariño, cuidado y suerte a partes iguales :-)