Olé, olé, olé (2)
14 de Junio.- Pues parece que España ha vuelto a ganar. Con algunos apuros, pero ha vuelto a hacerlo. Y Viena Directo, más directo que nunca, te lleva la victoria a la pantalla misma de tu ordenador.
El ayuntamiento viení ha cerrado una parte del Ring y ha creado una zona para fans con el objetivo, presumible, de tener contenidos a los hooligans meones en el caso de que les dé por hacer picardías.
Antes de llegar a la zona propiamente dicha, hay otra zona entre los dos museos, a los pies de la estatua de Maritere, que tiene este aspecto tan extraño cortejada por las rojas sombrillas de la Coca-cola.

La entrada a la fanzone es gratuita. Eso sí, hay que pasar por un registro, para que nadie introduzca en el recinto ni puños americanos ni otros adminículos destinados a estrellarse repetidamente contra la caja craneana de ningún fan del equipo contrario.

En la foto, una donosa aficionada sueca -bueno, se supone, porque había muchas aficionadas aparentemente españolas, nacidas en Spitelau-
Frente al Burgteather, templo de la lengua alemana, la pantalla gigante de la ORF, en donde los aficionados de Europa entera, seguían las evoluciones de los equipos enfrentados.

Como también puede verse en este bonito vídeo.



Un aspecto de la multitud frente al ayuntamiento de Viena.

Y como lo cortés no quita lo cabal, estos aborígenes con sus pantalones de cuero, olvidada un momento la lid futbolística, le tiraban los tejos a las mocicas al más tradicional estilo transalpino.
Parece ser que estos dos muchachos se han hecho muy famosos en el universo mundo (salieron hasta en los informativos de Cuatro). Eso sí: por lo menos en Viena han partido el bacalao. Miembros y miembras de la hinchada de todos los países se morían por hacerse fotos con ellos.
(También hay que decir que eran los únicos que iban disfrazados).
Tras algunos apuros (sobre todo del locutor, que no podía decir la r doble de Torres, y siempre decía Tores), la selección española, también conocida como combinado nacional o "La Roja" o Spanische auswahl, en lengua vernácula, ha conseguido encajarle el segundo gol a la sueca. La repetición puede verse en este video.


Lo que yo decía antes: a pesar de las apariencias, esta criatura no es natural de Valladolid, sino de algún punto indeterminado de Centroeuropa.

2 comentarios:

intratable dijo...

¡He salido en Viena Directo!

Paco Bernal dijo...

Hola! La redacción de este blog no paga derechos de imagen, eh? jajajajaja.
Un abrazo